Chester Line | Sofa

Renzo Frau

Los rasgos distintivos y las valiosas elaboraciones de Chester están totalmente presentes, aquí repropuestos de forma más ligera en busca de una elegancia informal que se obtiene por sustracción: el histórico capitoné se mantiene en el respaldo mientras desaparece en la base del sofá; los pies metálicos son casi invisibles para resaltar, en primer plano, la belleza del asiento; el sofá de dos plazas, respecto al modelo histórico, ahora presenta un solo cojín, aún más acogedor. Los elementos que carecen de reposabrazos y respaldo permiten, además, insertar complementos como las mesitas y la lámpara Fidelio, que aportan mayor funcionalidad a las diversas configuraciones. 
El reposabrazos se puede elegir doble, terminal derecho o izquierdo. 

La estructura portante del sofá Chester Line es de madera maciza de haya curada. El mullido del asiento, del respaldo y del reposabrazos se obtiene con muelles bicónicos de acero fijados a mano y apoyados sobre cinchas de yute. 
El acolchado es de crin vegetal moldeada a mano tanto para el respaldo como para el reposabrazos. El cojín del asiento está relleno de pluma de oca e incluye un inserto estabilizador de poliuretano expandido. Revestimiento con Pelle Frau® que se puede coordinar, en diversas combinaciones, con telas Poltrona Frau. 
Pies en la versión esférica clásica realizada con haya teñida color nogal oscuro o lacada color negro; con una altura de 12 cm, realizados con haya teñida color nogal oscuro o lacada color negro; realizados con haya revestida con piel combinada con la tapicería del sofá o con aluminio con perfil en forma de filo cepillado con efecto bruñido. 

Play

Chester Line | Sofa

Renzo Frau
Cargando...
Cargando...
Proceder a la selección
The image shown may not match the selected configuration
Concepto y diseño

Símbolo por excelencia de Poltrona Frau desde cuando Renzo Frau lo presentó en 1912, Chester ha atravesado décadas y generaciones con su elegancia atemporal, convirtiéndose en un auténtico icono de la historia de la decoración. Chester Line es su evolución natural, más ligera y actualizada de acuerdo con las diferentes necesidades habitacionales contemporáneas.  

El clásico sofá de presencia escultórica se descompone y se multiplica, convirtiéndose en un auténtico sistema de sofás modulares con diversos elementos: chaise longue y sillón, ambos sin reposabrazos, puf y dos sofás terminales esquineros. Completan la colección también dos sofás curvos, con y sin reposabrazos, que permiten incrementar aún más las combinaciones: solos, creando sinuosas serpentinas, o en combinación con las soluciones lineales. 

Diseñado por
Renzo Frau
Revestimientos y acabados